5.14.2014

Soñar contigo


Esta noche soñaré contigo, no hay forma de que lo impidas, ignoraré por completo el rencor que me guardas, la aversión que a mi persona tienes, soñaré contigo, te desnudare lentamente, soñaré con tus besos, morderé tus labios y soñare con tu piel bajo las yemas de mis dedos, no guardaré recato alguno, te recordaré todos los pecados que cometimos e inventaremos unos nuevos, soñare contigo sin que puedas evitarlo, la venganza es perfecta, pues los recuerdos que de ti tengo también están en tu memoria, y serás tú la que sueñe conmigo; soñaré contigo, deslizaré mis labios por tu espalda, recordarás la humedad que eso te provoca, te morderé las nalgas sin que te resistas, jugare con tu cabello mientras muerdo tu nuca, soñare con tu respiración fuera de control mientras cierras los ojos y te abandonas al placer que solamente en mi conociste, te besaré donde jamás admitirías haber sido besada, te causara tanto placer que me pedirás por favor y con voz débil para que no te escuches, que te haga el amor, que no te haga esperar más, con malicia sonreiré triunfante, pero aun no, aun tengo que acariciarte más, aun tengo que soñarte más, soñare entonces que te doy la vuelta, que tus pechos besaré, tu cuello, tus labios, ya no hay sutileza, no guardo ningún reparo, te beso con brusquedad, robándote el aliento, muerdo tus labios mientras mis manos apachurran tus pechos, levantas la cadera buscándome, pero no me dejo atrapar, seguiré soñando con tu piel, con su sabor, con su aroma, soñaré que nos ven tus amigos, tus padres, todos aquellos ante los que te avergonzaría siquiera admitir que me conoces, te penetrare entonces con fuerza frente a todos los novios que has tenido, mientras les decías que los amabas después de haber hecho el amor conmigo, te haré cometer las perversiones que jamás admitirás, soñaré que no te importa el mundo cuando solo quieres sentir el placer una vez más, soñaré que te doy vuelta para amarte en todas las formas posibles, te sentaras sobre mí, brincaras con desesperación, con la locura que jamás nadie te ha conocido, la que nadie imagina que tienes, tiraremos el colchón como varias veces lo hicimos, te sujetaré con fuerza de las caderas entrando más y más profundamente en ti, de tu garganta no podrás callar los gritos, los gemidos que podrán escucharse más allá de estas cuatro paredes, apretarás los dientes y tu cuerpo se contraerá, tus uñas se enterraran en mi piel, halaras la sabana que con trabajos se había mantenido en su lugar, soñare contigo, no hay forma alguna que puedas evitarlo, soñare contigo una vez más, te haré el amor con la fuerza que extrañas, con ese conocimiento que tenía de tu piel, caerás sin aliento después de la tormenta de orgasmos que cause en tu cuerpo, trataras de decirme algo, protestaras por haberte soñado así, pero no hay aire suficiente para que puedas pronunciar una sola palabra, tu cuerpo aún tiembla ante las últimas corrientes eléctricas que lo recorren, te quedaras dormida sobre mí y yo dentro de ti, con toda la humedad en nuestros cuerpos, soñaré entonces que dormimos profundamente, de aquella forma que no puedes dormir desde que me abandonaste, y sé que extrañas dormir así, descansar por completo, disfrutar de ese sueño que nadie más puede darte, y yo soñaré que duermo contigo, tan profundamente cómo es posible hacerlo, y lloraras mientras duermes, lloras porque sabes que todo es un sueño, un sueño que no quieres tener nunca más, un sueño que no se repetirá, un sueño que has destruido por completo y para siempre.
Publicar un comentario